November 5, 2017

July 10, 2016

Please reload

Entradas recientes

Henrri Cartier Bresson

April 16, 2016

1/1
Please reload

Entradas destacadas

Macondo... reflejo de un Mercado

July 24, 2016

     

          Era viernes y acostado ya en mi hamaca después de rezar el Padre Nuestro y el Ave María junto con Mané, mi bisabuela, esperaba con ansia el amanecer, a eso de 6 de la mañana estaba vestido para ir con el Tío Ruperto De Pool al mercado de Las Pulgas, ese lugar mágico donde habitaba Melquíades,  el personaje que salva a Macondo de la epidemia del insomnio... pero que a mi entender, no es otro que aquel que se pasea con su caja de cartón como sombrero, por los pasillos, ofreciendo hojillas para afeitadoras, en unas cajitas amarillas con letras negras, mentol Davis, Alcolado para después de afeitar y colonia Jean Marie Farina, entre las tantas cosas que ofrece para la venta.

      Era una parada obligada comprar aquella chicha de maíz que sabía a gloria, en un vaso de los grandes, el Tío siempre fue muy generoso, junto con cuatro mandocas tostaditas y quesito semi duro, mientras el vendedor te comentaba de todas las noticias del día, mirá salió en Panorama...

      Pasar por la carnicería de Leo era todo un acto de fe, después de los saludos de rigor, se le hace el pedido, un kilo de molida con poca grasa, uno para guisar y otro para mechar, de imprevisto el carnicero limpia sus manos con el delantal, descuelga su guitarra de la pared tapizada de baldosas blancas, y entona un pasaje del gran Armando Molero, para una mujer que se pasea cual modelo de Chanel en pasarela, mostrando sus atributos a todos los clientes allí reunidos...

"Tu boca es como una flor linda, fresca, roja y pura

es un manantial de amor que las penas de amor cura

un milagro de marfil un prodigio de coral

un arca fina y sutil donde se quiebra un cristal"

     Ya las bolsa de tela con asas de madera dejan sentir el peso y el caminar del Tío se hace mas pausado, solo hace falta la parada a que el marchante, donde con toda calma el cliente selecciona las  hortalizas, verduras y las frutas  variadas bien frescas. Nunca faltaban unas guanábanas, para las deliciosas guanabanadas con mucho hielo picadito, que hacía Mané, en una jarra de vidrio, también algunas chirimoyas y unos corozos, que no me cansaba de raspar con los dientes hasta dejar la semilla negrita pulida, y si era la época, los populares mamones, bien carnosos y dulcesitos.

      Son las 11:30 de la mañana, solo esperamos que el carretillero cargue las bolsas, en su carro de tablas con rolineras de metal y volante de Malibú. Patrón a donde vamos? hasta la parada del Milagro...  

   

 

 

 

 

 

Please reload

Síguenos